Existe el tópico común, aceptado de una forma generalizada, de celebrar las bodas durante el fin de semana.
Es una tradición, pero no hay duda de que al hacerlo y sacar de la ecuación de forma absoluta las bodas entre semana se están dejando de lado muchas oportunidades de relevancia que podrían beneficiar mucho a la celebración. Las bodas entre semana cada vez están más extendidas en lugares como Estados Unidos y poco a poco también se instauran como algo más aceptado en otros paises. Sus beneficios son claros, disponiendo de una serie de ventajas que de otra forma nunca se podrían tener en cuenta para la organización de la boda.

Por ejemplo, es posible organizar bodas más íntimas. Si la pareja que se casa está pensando en tener un enlace privado y personal tendrá una justificación absoluta en la celebración entre semana a la hora de simplificar y reducir la lista de invitados. Es importante tener en cuenta los muchos beneficios de celebrar una boda de esta manera. Cuanto más íntimo sea el evento más fácil será cuadrar las agendas de todos los invitados y, al mismo tiempo, más se reducirá la factura del banquete. Ya se ha demostrado que el éxito de una boda no se mide por la cantidad de gente que asiste, sino por la calidad de quienes llegan a estar presentes, y son muchos futuros matrimonios los que apuestan por este tipo de enlace.

El tema del ahorro es un dato importante para los organizadores de las bodas y algo a valorar para decidir celebrar el evento entre semana. Dado que la mayor demanda para este tipo de enlaces se produce en el fin de semana, las tarifas de proveedores o del local donde organizar el evento serán más reducidas. Es una práctica común realizar descuentos entre semana debido a que de otra manera las instalaciones de las celebraciones no se utilizarían o incluso los proveedores tendrían una muy inferior cantidad de encargos y trabajo.

Los beneficios de casarse entre semana

En lo que atañe a la fotografía, no hay ningún tipo de duda de que una boda entre semana da la opción de conseguir el fotógrafo perfecto para la celebración. Los mejores fotógrafos, aquellos que tenemos gran reputación, que inmortalizan a todo tipo de parejas con fotos que pasan a la posteridad, solemos tener una agenda ocupada y una lista de espera importante. Es muy complicado cuadrar todos los factores que juegan parte en una boda, como el día de celebración, el alquiler del sitio donde se hará el evento, la reunión de invitados y también la contratación del fotógrafo en el que llevamos pensando desde hace tiempo.

Por eso al simplificar el día en el cual se realiza la boda se está consiguiendo una flexibilidad con la cual los mejores fotógrafos encajan de una manera más que significativa. Para ellos es mucho más posible estar disponibles entre semana, porque falta la costumbre de organizar este tipo de eventos en este momento, en los fines de semana las agendas muy ocupadas de una forma completa. Por eso, conviene tenerlo en cuenta y recordar que la figura del fotógrafo es una de las más importantes en cuanto a las personas que asistan a la celebración, porque será quien se ocupe de inmortalizar a la feliz pareja y a los asistentes en fotografías que permitirán recordar este emocionante momento a lo largo de los años.

Otro buen factor en cuanto a la celebración de bodas entre semana se encuentra en que todo puede ser mucho más espontáneo. La flexibilidad que proporciona celebrar una boda durante un periodo de la semana en la que pocas otras personas han pensado permite que todo se decida con poco tiempo de antelación y que resulte muy espontáneo. Tanto el lugar del banquete, como el fotógrafo y el proveedor que se encargue de organizar el servicio relacionado con la celebración tendrán sus agendas mucho más dispuestas y abiertas entre semana, siendo posible contratar todos los servicios con pocos días de antelación de una forma que sería imposible a lo largo de una boda a celebrar en fin de semana. Al mismo tiempo, se puede apreciar que todos los miembros que van a tener un papel importante en la celebración estarán más relajados y tranquilos por ser un momento de la semana en el cual no sea habitual tener un nivel de trabajo elevado, lo que evita cualquier tipo de estrés que pueda ser negativo para el evento.

No menos importante, las parejas que estén pensando en celebrar su boda en un lugar público, apreciarán las muchas ventajas que tiene hacerlo entre semana. Una boda en la playa es uno de los momentos de la vida que no se llegan a olvidar y que permiten a todos los asistentes pasar un rato muy divertido en un lugar que siempre proporciona un ambiente agradable. En fin de semana organizar la boda en una playa pública se convierte en una misión imposible difícil de digerir. Pero entre semana se podrá apreciar que hay mucha menos cantidad de público y que todo es más susceptible a organizar el evento de una manera satisfactoria. El ejemplo de la playa se aplica a otros lugares públicos que también sirven de inspiración para parejas que quieren un lugar distinto en el que casarse, como parques u otras zonas de la ciudad donde residan.

Celebrar una boda entre semana también es un punto de partida para que las parejas organicen el enlace en un día exacto que resulte significativo para ellos. Por ejemplo, es una tendencia al alza que las parejas contraigan matrimonio en el aniversario del día en el que se conocieron, o en el de la primera vez que se dieron un beso o que tuvieron su primera cita a solas. Normalmente es difícil que coincida con que este día tan especial caiga en fin de semana, así que es importante tener la mente abierta y optar por la celebración entre semana si la intención es contraer matrimonio en un día tan bonito e inolvidable.

Hay otras ventajas importantes de casarse entre semana que aportan una forma cada vez más atractiva de ver esta idea. Por ejemplo, de estar interesados en una celebración larga, con una fiesta que permita a los asistentes estar varios días de diversión, el viernes se convierte en una clara recomendación por poder extenderlo durante el fin de semana. Otro buen motivo es que las parejas invitadas que necesiten una niñera que se quede con sus hijos encontrarán con facilidad quien lo haga, siendo mucho más fácil que esto ocurra entre semana. Y pensando en los invitados también es de gran relevancia saber siempre que si deben desplazarse desde fuera de la ciudad van a poder ahorrar a la hora de realizar dos adquisiciones distintas: primero la habitación de hotel y segundo el billete de autobús, tren o avión.

La organización de estos eventos entre semana tiene tantos beneficios que es difícil resistirse a fin de beneficiarse de todos ellos, siendo lógico y muy comprensible que cada vez la tendencia esté más de actualidad en todo el mundo. Es una oportunidad única para conseguir la boda de ensueño que siempre haya tenido en mente la pareja que va a contraer matrimonio.

Disfrutad!

fotografos de bodas en elche ventajas de casarse entre semana, bodas en elche

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies