BODA MIRANDO AL MAR

Os presentamos la boda mirando al mar de Patricia y César, una pareja que hizo de su día un evento íntimo y muy romántico donde todo, como su relación, fue fruto de un amor a primera vista

Guardar

Novios por Facebook

Patricia y César se conocieron y tontearon hace más de 15 años, disimulando los nervios en los pasilos del instituto. Salieron algunas veces, pero acabaron separándose. Fue en Facebook y mucho tiempo después cuando ella descubrió su fotografía y se puso en contacto. Acabaron quedando de nuevo y al cabo de diez meses, seguían juntos camino del altar.

Un reencuentro moderno no fue óbice para una pedida tradicional, la que protagonizó él, anillo en mano, solicitando a quienes serían sus suegros la mano de Patricia. Cuenta ella que él declaró ante la familia un amor a primera vista que se remontaba más de una década en el tiempo. No hacía falta más. Tras año y medio juntos, iban a casarse.

Fotos de Boda Mirando al Mar en Pueblo Acantilado

Ambos viven en Alicante y por eso, entendían “pecado” no darse el sí quiero frente al mar. Dieron algunas vueltas y al final, optaron por el Pueblo Acantilado Suites, que ofrece un fabuloso balcón sobre el Mediterráneo donde colocar un montaje sencillo y muy elegante perfecto para celebrar la ceremonia. El blanco de las paredes, el azul del mar y sol levantino nos ofrecieron imágenes espectaculares de aquel momento, creando ese marco incomparable que ambos iban buscando.

Además, al ser un hotel les ofrecía otras ventajas, como la posibilidad de arreglarse allí mismo, evitar desplazamientos terminada la boda o alojar a familiares e invitados que no residen en la ciudad o que prefieren no moverse después de la celebración. Ninguno había estado antes allí pero en cuanto lo visitaron, tuvieron clara la decisión, había sido un amor a primera vista: Tendrían su boda mirando al mar.

Un Vestido de Novia de Pronovias

Patricia también tuvo un flechazo con un vestido de Pronovias que vio días después de la pedida. Fue el único que se probó y el que decidió llevar al altar. Se trata de un modelo ultrafemenino y tan sencillo como original. Es un modelo sobrio, en crepe blanco níveo con un escote discreto y manga larga con un remate abotonado. Cae definiendo la figura, sin vuelo y sin más adorno frontal que un grueso cinturón con hebilla rectangular de la misma tela. La espalda, ligeramente escotada en pico, termina con una abotonadura. El detalle esencial es una cola de gasa plisada que nace justo del cinturón y que toma vida propia en cada movimiento, aportando ligereza y devolviéndonos unas fotografías espectaculares.

En esa combinación, planteada por la casa Pronovias, más que velo el vestido pedía un tocado y Patricia optó por una gran flor con una rejilla que situó ladeada sobre su recogido bajo. Como joyas, unas sencillas perlas blancas completaron el look final, iluminando el rostro de la novia.

También eran sencillos los adornos florales. La predilección de Patricia por las margaritas blancas se hizo valer y estuvo presente en toda la boda, desde los centros de mesa hasta su propio ramo, a cargo de la floristería Tador, de San Juan, y que la novia entregó a un amigo íntimo.

INSPÍRATE CON MILES DE IDEAS PARA TU BODA EN NUESTRO BLOG!

Novio de Massimo Dutty

En cuanto al novio, eligió con ayuda de su madre un traje en Massimo Dutti tras probarse en varios establecimientos, encantado con el estilo italiano que la firma de Inditex imprime a sus modelos masculinos, con siluetas más ceñidas y cortes de aire contemporáneo.

Es una opción que eligen muchos novios al sentirse ‘disfrazados’ con los modelos clásicos de pinzas y americana de corte ‘regular’, y se sienten más cómodos con el talle ‘slim fit al que están acostumbrados. De hecho, además de su línea de confección, Massimo Dutty cuenta con un servicio de sastrería a medida en el que a partir de una talla, se ajusta el modelo al cliente personalizando tanto la tela como los detalles, desde los vivos del forro y los pespuntes de los ojales hasta el número y la colocación de los bolsillos, una gran opción para quienes quieren darle un punto especial a su traje de novio y a precios razonables.

Boda Frente al Mar (De Lagrimas)

Dicen Patricia y César que hubo tantos momentos bonitos en la boda que les resulta imposible quedarse con unos cuantos, sí recuerdan que para ella fue salir por la puerta de casa y todo fueron lágrimas, eso sí, de felicidad.

Nosotros nos pasamos el evento revoloteando de aquí para allá, como hacemos siempre, para no perdernos ni la emoción ni la diversión en esta boda mirando al mar que tuvo de todo, muchas lágrimas sí, pero también muchas risas, como las de los amigos del novio ‘liándole’ en mitad de la celebración.

Como fotógrafos de bodas en Alicante nos adaptamos a cada situación para procurar que el resultado del reportaje de boda sea lo más completo posible y que manteniendo siempre la originalidad y un punto creativo y diferente, cuente qué pasó aquél gran día y cómo estaban sus protagonistas. Aquí os dejamos una selección de nuestras imágenes favoritas de aquel día, esperamos que os gusten!

Si estás buscando un fotógrafo para tu boda mirando al mar, no dudes en contactar con nosotros. Puedes ver más sobre lo que hacemos en nuestra sección de Reportajes de Bodas y encontrar inspiración e ideas para tu boda en nuestro blog.

Enjoy!

TUS FOTOS DE BODAS COMO NUNCA IMAGINASTE!

[Total:0    Promedio:0/5]

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies