PREBODA SIN BODA A LA VISTA EN TENERIFE

Viajamos a Tenerife para realizar la sesión preboda sin boda a la vista de Raquel y Pablo, que en su décimo aniversario decidieron regalarse un reportaje fotográfico en pareja y depositaron su confianza en nosotros para mostrarles tal y como son en un marco muy especial, el Parque Nacional del Teide.

Guardar

Fotografías naturales de pareja

Será por aquello de que en casa del herrero, cuchillo de palo. El caso es que Raquel, que es fotógrafa y de las buenas, andaba echando en falta tener fotos chulas con Pablo y el décimo aniversario del día en que se conocieron parecía la excusa perfecta para no demorar ni un minuto más la oportunidad de tener un reportaje profesional y de alta calidad que les reflejase tal y como son, sin artificios.

Ese fue el reto que pusieron en nuestras manos, conseguir fotografías originales y diferentes pero sobre todo, muy naturales. “Esto que parece sencillo, no lo es. No todos los fotógrafos lo logran captar”, nos decía Raquel, con la que en Alberto Sagrado Photographers mantenemos una relación de amistad y respeto profesional a partes iguales desde que nos conocimos, hace algo más de un año, en un taller sobre fotografía documental de ‘Foundation Workshops’.

A simple vista, puede parecer más fácil hacer un reportaje a una pareja de amigos, pero lo cierto es que para nosotros supone si no más presión, al menos la misma que cuando no conocemos personalmente a nuestros clientes. Además, el hecho de que una de nuestras protagonistas sea una profesional amplifica el reto. Teníamos que estar a la altura y además, rodar en las alturas!

El sitio elegido no necesita presentación, el Parque Nacional del Teide. Ambos viven en Gran Canaria, pero sienten predilección por esta maravilla natural que además, a Pablo le trae recuerdos de la infancia. Nosotros habíamos programado un trabajo como fotógrafos de boda en Tenerife en esas fechas así que todo parecía encajar. Saltaron de isla y en las faldas del volcán, nos encontramos.

Una sesión de fotos en el Teide

Nos cuenta Raquel que al principio se sentían un poco raros, nunca es lo mismo estar detrás que delante de la cámara, pero en seguida entraron “en calor” y pudieron disfrutar de la sesión. Creemos que se puede decir que en el resultado final, se nota. Recorrimos con ellos parte del parque nacional entre risas, procurando mantener el equilibrio sobre el suelo de piedra volcánica y el resultado fue sobre todo, de espontaneidad.

Como buscaban la naturalidad por encima de todo, se pusieron ante nuestras cámaras tal y como son, con su estilo habitual, sin disfrazarse. Esto es algo que recomendamos siempre a las parejas con las que vamos a trabajar, porque un reportaje a dos sea o no propiamente una preboda, lo que busca precisamente es dejar una huella de cómo son, contar un pedacito de su historia, y el objetivo pierde sentido si optan por un vestuario que nada tiene que ver con ellos.

Teníamos una pareja genial, natural y divertida, un paraje de excepción en Tenerife y un día límpio y despejado que nos regalaba un cielo azul espectacular, así que había que ponerse manos a la obra para sacar partido a tan buenos ingredientes, y eso hicimos.

Pusimos a Raquel y a Pablo a pasear, a sortear el empedrado, a subir y bajar las colinas y a descansar en los recodos mientras íbamos tirando una fotografía tras otra. Buscábamos retratar a una pareja genial pasando un día en el Parque Nacional del Teide, así que los posados arfiticiales no tenían ningún sentido.

Apostamos por ‘robarles’ las imágenes, disparando sin que ellos mirasen a cámara mientras hacían cualquier otra cosa para así, conseguir ese resultado sin artificios que todos estábamos esperando. Es un estilo que ya es marca de la casa y que nos permite grandes resultados, sobre todo cuando tenemos a nuestra disposición un escenario tan fantástico para un fotógrafo como éste en Tenerife.

En la parte artística y creativa, además de alternar los distintos escenarios que nos ofrecía el Parque Nacional del Teide, buscamos el contraluz para dibujar siluetas increíblemente definidas sobre el paisaje y el contraste de colores para acentuarlas sobre el cielo azul.

Reservamos el blanco y negro para realzar algunas escenas especialmente mágicas, como la que podéis ver en la selección de imágenes, y esperamos con paciencia cada momento perfecto para apretar el disparador, ya fuese cuando se ayudaban de la mano para subir una colina o cuando descansaban del trayecto sentados en un mirador.

No sólo había que fotografiar a Raquel y a Pablo, se trataba de dejar impresión también de sus emociones, de cómo se quieren, de cómo se cuidan. Es una pareja desenfadada y muy divertida y tal cual es su sesión de fotos preboda-sin boda en Tenerife, una colección de imágenes con alta calidad técnica donde la plasticidad deja ver el cariño, la confianza y sobre todo, el punto gamberro de este tándem tan genial made in Canarias.

Postdata: Dice Raquel que habríamos tenido un making off genial con las contorsiones que hacíamos para mantener el equilibrio. Tomamos nota de la idea para algún día contaros qué pasa detrás de las cámaras de los fotógrafos profesionales de bodas.

“Además de caernos muy bien, admiramos el trabajo que hacéis, tenéis una fotografía muy creativa y a la vez natural. Y no dudamos en organizar la sesión con vosotros cuando tuvimos la oportunidad”.

Raquel & Pablo

Si tú también quieres una sesión así de chula con fotos de preboda en Tenerife o en cualquier otro lugar de España,

Contacta con nosotros. No olvides darte un paseo por nuestra sección trabajos, donde podrás ver un poco más sobre lo que hacemos como fotógrafos profesionales.

Enjoy!

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies