BODA RÚSTICA Y CHIC EN CASTELL DE BARXELL ALCOY (ALICANTE)

Hoy nos damos un paseo por la boda con mucho estilo de Nadia y Paco, una pareja que nació por casualidad y se casó por todo lo alto con una boda rústica y muy chic en Alcoy (Alicante).

Casarse en una ermita

Nadia y Paco acabaron emparejados casi sin quererlo por la insistencia de una amiga común, que tenía muy claro que estaban hechos el uno para el otro. Dio en el clavo: al poco tiempo de empezar a salir y en un viaje a Roma, él le pidió matrimonio al pie de la Fontana de Trevi en una escena que parece sacada de una película de la Dolce Vita. Ese fue el pistoletazo de salida para la preparación de un evento que debía estar hecho a medida: ambos tenían muy claro lo que querían para su boda, sólo era cuestión de tiempo encontrarlo.

Así decidieron que se darían el sí quiero en el Santuario de la Font Roja, una pequeña ermita enclavada en un paraje natural que les brindaba recogimiento y un punto muy especial para ese momento irrepetible. Se esmeraron en introducir sus propios detalles, como los conos de arroz y hojas de olivo que situaron estratégicamente en la entrada del templo junto a unos abanicos con los que obsequiaron a sus invitados. Todo hecho a mano y todo con el mismo punto rústico chic que ambos querían para el evento.

Las ermitas son el lugar elegido por muchas parejas que quieren alejarse de la clásica iglesia y buscan un entorno diferente. Sin embargo, no está exento de dificultades, pues a menudo la ubicación es recóndita y el espacio limitado para los invitados e incluso para los fotógrafos, que afrontamos las bodas en estos espacios recogidos como todo un reto. En este caso, la iluminación natural de la ermita y el entorno en que se enclavaba hicieron que saliese todo a pedir de boca.

Una boda al aire libre en Alcoy

El siguiente paso era elegir el lugar para celebrar el banquete y aquí, de nuevo, apareció la casualidad. En un paseo por una feria de bodas se quedaron con la idea que les brindaba el primer stand, aun cuando las instalaciones que les ofrecían todavía no se habían inaugurado y quedaba mucho por acondicionar en el entorno donde se ofrecería a los invitados una celebración al aire libre. Sin embargo, decidieron confiar y les salió bien la jugada, pues pudieron disfrutar de la velada perfecta en un espacio abierto y que combinaba ese aire rústico que tanto gusta a esta pareja, con el punto más chic que querían darle a la boda. Se trata del Castell de Barxell, en Alcoy, y estos novios se deshacen en halagos: “El trato que recibimos tanto por el gerente del lugar como por la wedding planner fue excepcional. Se encuentra en un sitio privilegiado de Alcoy y sus ideas y gustos se acercaban mucho a los que nosotros teníamos”, afirman. Fue el lugar que les brindaba esa boda al aire libre en Alcoy que estaban buscando.

¿Qué tal si revisas nuestros últimos trabajos?

Novias de Aire, by Rosa Clará

Elegido el lugar para casarse y el espacio donde celebrarlo, quedaba todavía el vestido, una de las decisiones siempre más delicadas para las novias. Nadia dice que en su caso, fue el traje quien la encontró a ella y de nuevo, una casualidad: La vendedora insistía en que se probase ese vestido y no otro y ella, que quería ya descartarlo, se lo puso para poder pasar página y seguir curioseando en los percheros. Lo que no se esperaba es que después de verse con ese traje, todos los demás le fuesen a parecer un disfraz. Se trataba de un modelo de Aire by Rosa Clará confeccionado en crepe de seda con detalle de pedrería en los hombros, las caderas y la espalda, que iba al descubierto. De corte limpio y sencillo, lo adornó con un velo de tul que prendía de un semi recogido bajo decorado con un poco de paniculata natural en un guiño, de nuevo, a esa connivencia entre lo rústico y lo chic que mandaba en este enlace.

Bajo la falda y la cola media que la remataba, unos stiletto en blanco con el tacón plata de Silvia Navarro, que Nadia tuvo que cambiar tras el baile porque arrastraba una fractura en el pie que desaconsejaba muchas horas en las alturas. Aún así, la pareja pudo improvisar unos pasos para inaugurar la fiesta en un momento que para ellos fue inolvidable.

Aunque el tópico dice que ella lo tiene más difícil, fue Paco quien se encontraba más perdido navegando entre la ropa de caballero y así estaba cuando relató la lista de requisitos al enésimo vendedor que, esta vez más por experiencia que por casualidad, supo encontrar en una percha justo lo que él estaba buscando: Un traje sencillo, con un tejido mate y azul marino que le hiciese distinguirse del resto de los invitados sin caer en excesos. Como complementos, una corbata estampada, un pañuelo en el bolsillo y un ramillete en la solapa a juego con el que llevaban su padre y su suegro haciendo ‘equipo’ en un día tan sonado.

Los detalles en el look de una boda siempre son importantes, aunque a veces, es más allá de lo estético. Nadia, por ejemplo, llevaba la alianza de su abuela, recientemente fallecida, anudada al lazo que decoraba su ramo de novia, un conjunto rústico y sencillo de hojas y flores naturales, como pequeñas rosas blancas, en el que mandaba el color verde. Él, por su parte, estrenaba ese día el reloj que ella le había regalado por el compromiso y que era perfecto para la ocasión.

La importancia de los detalles en una boda

Y si importantes son los detalles en el look, más lo son los que se dan en el transcurso de la boda. Paco destaca de aquel día el momento en que ella entró en la ermita y la vio recorrer el pasillo bajo la mirada emocionada de todos sus invitados. Ella, curiosamente, destaca el mismo momento de la jornada: “Estaba deseando verle ya en el altar, esperándome antes de dar el sí quiero”.

Juntos, rememoran el momento del baile, aún con pie fracturado y sin haber ensayado con la complicación, pero superaron el ‘reto’ y, lo más importante, lo disfrutaron.

Enumeran otros muchos momentos, como cuando Nadia le entregó el ramo a quien sería su cuñada, o cuando le hicieron un regalo a su abuelo, que se emocionó.

Nosotros fuimos testigos de excepción para todas estas emociones y nos encantó, porque la de Nadia y Paco fue una de esas bodas de muchas sonrisas y algunas lágrimas, pero de las que transmiten sentimientos positivos. Esta pareja nos llegó, como tantas otras cosas en su historia, por casualidad. Nadia nos conoció por internet y dice que se enamoró de nuestro trabajo, lo que nos hace muy felices porque ponemos mucho esmero en enseñaros lo que hacemos en este pequeño espacio que es la web de Sagrado Studios.

“Nos gustó el trato cercano pero profesional, nos transmitisteis calma y confianza. En todo momento tuvimos la certeza de que iría bien el día de la boda. Durante el día de la celebración nos sentimos muy cómodos durante todo el evento, nos encantó la manera en la que trabajasteis, y cómo os dirigíais a nosotros y a los invitados. Valoramos mucho el trato personal y fue excelente en todo momento”, dice esta pareja.

Parece ser que estuvimos a la altura de las expectativas, porque están “muy contentos” con el resultado final y nos encanta oírlo y poder compartirlo con todos vosotros porque en Sagrado Studios, como fotógrafos de boda en Alicante y en otros muchos lugares dentro y fuera de España ponemos siempre el mismo mimo y el mismo esmero para que cada reportaje de boda sea absolutamente único: “Cada foto es especial y llena de sentimientos, un bonito resumen del día más especial de nuestra vida juntos. Sois estupendos”, dicen Nadia y Paco.

Si tú también has llegado hasta aquí “por casualidad”, sigue mirando. Te invitamos a dar una vuelta por nuestra sección trabajos y comprobar de primera mano por qué hablan bien de nosotros parejas como esta. Ponte en contacto y te contaremos todo lo que necesites saber sobre Sagrado Studios.

Enjoy!

[Total:1    Promedio:5/5]

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies