AMOR Y TONI UNA BODA ORIGINAL Y DIVERTIDA

Hay parejas que cuando piensan en una boda en seguida imaginan un chaqué, un pasillo alfombrado, invitados de gala y un vals inaugural. La pareja que os presentamos hoy no es una de ellas.

Guardar

Boda al abordaje!

Para Amor y Toni una boda siempre fue sinónimo de fiestón y eso es exactamente lo que hicieron, montar un evento para toda su gente con dos premisas, que no se pareciese a ninguna otra boda en la que hubieran estado. Amor y Toni soñaban con una Boda muy original y divertida.

Querían encontrarse con sus familiares y amigos en confianza y sin protocolos. Siempre lo habían visto así, la boda tenía que ser un día para celebrar que seguían riéndose juntos desde que se conocieron en un viaje a la nieve con el instituto y declarar ante los más queridos que estaban dispuestos a seguir haciéndolo durante muchos años más.

Ya lo tenían más que hablado, faltó que Amor hiciese el MIR para planteárselo en serio, aunque la propuesta, tal como la cuenta ella, no pareciese tan trascendental: Corder i cervessa? le dijo él al salir de último examen.

Una Boda diferente en la casa de campo familiar

Comieron, hablaron, rieron. Tenían claro el sitio, la casa familiar de Amor, una finca rural en La Vila Joiosa, la localidad alicantina de la que son los dos y donde tantos años llevan juntos. Aprovechar ese espacio les permitía relajarse, porque al fin y al cabo estaban en casa, y crear ese ambiente de intimidad sin cortapisas que tenían en la cabeza.
Decidieron que la norma sería que no habría normas y la etiqueta, que todo valdría pero con un toque marinero, mejor que mejor.

Siempre fueron muy de mar y además, el centro del evento iba a ser la piscina de la casa, así que tenían asumido que gran parte de los invitados, si no todos, acabarían pasados por agua. Lanzaron el tema y fue dicho y hecho. Todo un desfile de rayas azules, pantalones blancos y detalles en rojo desembarcaron en el lugar y fueron tomando posiciones en los jardines, sin perder de vista el agua, que se hacía más apetecible según pasaban las horas aquella mañana bajo el sol.

Llegaron ella de blanco ibicenco y él con chaqueta, pantalón y un foulard. Los dos llevaban puesta la clásica risita nerviosa de quien no sabe qué va a pasar y miraban a todos lados, buscando la complicidad de su marinería. También en eso Amor y Toni se habían salido de lo convencional.

En esta boda, los novios eran los únicos que no sabían cómo iba a ser la ceremonia, diseñada y orquestada mano a mano por sus mejores amigos y sus familiares, que guardaron el secreto hasta el final.

Fueron ellos quienes marcaron los tiempos, eligieron las lecturas, decidieron el repertorio de canciones que se interpretaron en directo y confeccionaron así una celebración absolutamente a medida y de sorpresa en sorpresa, justo lo que esta pareja quería. Amor y Toni sólo tuvieron que dejarse llevar y aguantar los lagrimones, con más o menos éxito, por cierto. Hubo mucha emoción en esta boda, que fue tan informal y distendida como íntima.  Un ejemplo, los novios se intercambiaron mensajes en las piedras de la finca, dejando lo suyo bajo recaudo de la posteridad.

Una Boda no tiene por que ser un conjunto de ideas protocolarias, puede ser un fieston super original y divertido

Y para pasar el trago y olvidados ya los nervios, bebidas fresquitas y baile, mucho baile entre picoteo y picoteo hasta que los primeros valientes fueron desprendiéndose del atuendo marinero y se pasaron al de bañista. Os contaríamos los resbalones, los saltos en bomba, las risas de los amigos en torno a Toni y Amor, o las bañeras de cubitos de hielo en las que acabó más de uno, pero creemos que las fotos dan una idea del fiestón que tuvimos la suerte de documentar con nuestras cámaras.

Ha sido probablemente, la boda más original que hemos cubierto. Íbamos mentalizados, porque hicimos la preboda de Amor y Toni y nos dimos cuenta en seguida de lo divertidos que son los dos y de la idea de evento que tenían, pero aún así, se nos ponía ante el objetivo una imagen tras otra y a cada cual mejor.

Ellos, que lo dieron todo, no llevaron nada mal nuestra presencia, aunque reconocen que haber hecho antes la preboda ayudó a crear confianza.

“Fue una experiencia genial teneros en nuestra fiesta, os mezclasteis con nuestra gente como si fuera la vuestra y por lo que hemos visto, entendisteis perfectamente nuestro concepto de boda! Una experiencia 10 que recomendamos a todo el mundo”
Amor.

Echad un ojo a la galería y nos comentáis qué os parece!

Sio os habéis quedado con ganas de más darle al play al siguiente video, muchas más fotos de su original y divertida boda con música!
Enjoy!

[Total:0    Promedio:0/5]

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies